una gran innovación: El Velcro

velcro

El velcro es el ejemplo típico de la biónica, la aplicación de principios biológicos naturales a la creación de sistemas técnicos. En este caso, la dificultad de arrancar las espinas de cadillo del pelo de un perro fue lo que inspiró al ingeniero suizo Georges de Mestral para inventar este sistema de cierre en 1941. Creó dos tiras de nailon, un material sintético que imita las cualidades de la seda sin tratar, una con ganchos rígidos y la otra con bucles blandos,  y fue mejorando su creación hasta que a mediados de los años 50 estuvo lista para la producción en serie. De Mestral construyó el nombre comercial velcro, que con el tiempo se ha convertido en un nombre común que designa productos similares, con las primeras silabas de las palabras francesas velours (terciopelo) y crochet ( gancho).

A raíz de este invento, Georges de Mestral fundo la empresa Velcro. Este anuncio de la década de los 60, en los primeros años de la compañía, se centra en los múltiples usos posibles del producto. Inicialmente, el cierre de velcro tuvo éxito en los sectores de la ropa deportiva e infantil.